7 de julio de 2011

Olivera: “No hay soberanía política en la provincia”

EL DIARIO, 6 de julio de 2010
El candidato de Proyecto Sur reclama “democracia” y “federalismo” en la relación entre la provincia y la Nación. Asegura que en el alineamiento férreo con Nación se pierde una “agenda” entrerriana.Miercoles 6 de Julio de 2011 | 00:51
Darío Olivera
Darío Olivera, candidato a Gobernador por el Movimiento Proyecto Sur
Fue el impulsor, en Entre Ríos, del nuevo espacio político fundado por Fernando Pino Solanas en 2007. El ex dirigente del Partido Intransigente, Darío Olivera, es el candidato a gobernador del movimiento que postula a la socióloga Alcira Argumedo para la Presidencia tras la decisión del líder del espacio de disputar la ciudad de Buenos Aires.
En Entre Ríos, la fuerza buscó un acuerdo con el socialismo y con el GEN pero finalmente, por fracturas planteadas a nivel nacional, en la provincia se sustentará en un frente que integran el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Nuevo Espacio de Paraná, el Partido Comunista Revolucionario y el partido Proyecto Sur.
–No es igual ser candidato de Proyecto Sur (Psur) ahora, en octubre, que lo que era serlo en el momento de su lanzamiento, en 2007. Hubo demasiados altibajos.
–Más que altibajos, ha ido cambiando el contexto nacional. En el 2007, cuando Pino (Fernando Solanas) lanza su candidatura a presidente ocupó un espacio que estaba vacante que era el espacio progresista. Creo que a partir de una muy hábil campaña de prensa, el gobierno logró ubicarse en un plano de progresismo que para nosotros no es tal pero que genera la simpatía de importantes sectores que constituían la base de PSur. Nosotros entendemos que las cinco causas que defendemos siguen vigentes y seguiremos trabajando en estas causas estructurales de la Argentina, que ningún partido aborda.
–Esta identificación del gobierno con los sectores progresistas, ¿hace que sea más fácil construir oposición por centroderecha que por izquierda?
–Nosotros hacemos las críticas al gobierno que nos parece que corresponden. Acá se habla de redistribución de la riqueza y hay datos recientes que dicen que el 30 % de los hogares de la Argentina viven con menos de 1.800 pesos; se mantienen casos de indigencia importante; aparecen casos de desnutrición en todas las provincias del norte, eso en el marco de una situación de crecimiento económico. Esto se vivió en los ‘90. Nosotros no decimos que los Kirchner son iguales a Menem, pero hay una injusticia social que se mantiene con un gran crecimiento económico y con el famoso derrame que no llega nunca. Es difícil porque hay todo un aparato montado por el cual, ante cualquier crítica quieren ubicarse en el grupo A, en grupos destituyentes, en la derecha. De todas maneras, decimos que en Entre Ríos preocupa que los fondos que llegan están supeditados al nivel de subordinación con el gobierno nacional. Es el discurso del gobierno provincial, es el discurso de (Daniel) Filmus (candidato a jefe de Gobierno porteño) que dice que para que venga plata al distrito es necesario hacer los deberes con el gobierno. Esto no es democrático ni es federal.
–Ese mensaje ha impactado en el electorado. No es políticamente correcto pero tiene consecuencias al momento del voto.
–Por eso nosotros decimos que esto atenta contra una visión federal de la Argentina y contra una gestión democrática. Corresponde que las provincias puedan elegir libremente lo que parezca mejor y que reciba lo que le corresponde. Pero los recursos que no se giran se esconden en presupuestos que permiten al gobierno nacional disponer al libre albedrío de recursos públicos y cooptar voluntades en todo el país.
–En un balance ¿que tan cierto o tan falso es que la lealtad de Sergio Urribarri haya redundado en beneficios para la provincia?
–El alineamiento de Urribarri puede ser real, pero no puede ser condición. Si hay diferencia entre los intereses de la provincia y los de la Nación hay que expresarlo. De lo contrario, estamos cediendo soberanía y esto hace que haya temas sobre los que el gobierno provincial no tiene posición. Por ejemplo, en el caso de las pasteras. La provincia ha ido oscilando según el criterio del gobierno nacional. Por momentos es causa nacional, por momentos es un tema que hay que olvidar, según disponga el gobierno nacional. Así no hay soberanía política en la provincia.

Partes progres. -Qué tiene más peso en la valoración de Solanas como referente político, ¿el director de La hora de los hornos o el impulsor de las consignas que esgrime desde 2007 para acá?
–Ambas cosas. Si hay algo que tiene Pino es que no tiene prontuario. Se le pega mucho por distintas cosas pero nunca por su historia. En los ’70 respondió a la situación que se daba en ese momento y en el presente ha planteado temas como el medio ambiente, la contaminación minera, la reconstrucción del sistema ferroviario, la deuda externa, asuntos que van calando en la sociedad.
–¿Cómo terminó conformándose la propuesta en Entre Ríos?
–Nosotros hemos presentado con las fuerzas que integran el movimiento Proyecto Sur: el Movimiento Socialista de los Trabajadores, Nuevo Espacio de Paraná, Proyecto Sur, el Partido Trabajo y el Pueblo (Partido Comunista Revolucionario). Es nuestra primera participación electoral en la provincia y por lo tanto es una oportunidad para ir sembrando un conjunto de ideas que son las que ha hecho conocer Proyecto Sur, instalar esta agenda que tiene que ver con cambiar la matriz productiva de la provincia, recuperar los trenes, lograr la redistribución de la riqueza.
–¿Qué explicación se encuentra a la ruptura de un esperado frente entre Hermes Binner y Pino Solanas?
–No se explica por qué. Pino trabajó durante más de un año convocando a todos, a (Luis) Juez, a Binner, a Margarita (Stolbizer). El hace un cierre en Capital que los contiene a todos y es inexplicable que cierren entre ellos dejando afuera a Proyecto Sur. Tal vez haya una voluntad de Binner de insistir, después de las elecciones, en el acuerdo con los radicales, sabiendo que Proyecto Sur rechaza esa posibilidad. Nosotros pensábamos una propuesta de centroizquierda mucho más potente que la que podemos ofrecer por separado.


Candidatos

A nivel nacional, PSur postula a Alcira Argumedo para la presidencia y a Jorge Cardelli como compañero de fórmula.
La lista de diputados nacionales por Entre Ríos es encabezada por Gabriel Geist a quien le siguen Daniela Vera, Mariana Geniz y Juan Montagie.
La nómina de diputados provinciales lleva en los primeros puestos a Hugo Rivas y a Víctor Romero. El candidato a intendente es Carlos Godoy.
A Olivera lo acompaña Alejandro Sologuren como compañero de fórmula.


Perfil

Darío Olivera fue dirigente del Partido Intransigente y persistió hasta 1991 en esa fuerza política asolada por una fuerte crisis interna en 1989 tras el acuerdo con Carlos Menem.
A partir de 1991 fue parte de un nuevo espacio que se denominó Corriente Nacional y Popular (Conap).
En 1995 acompañó a Fernando Pino Solanas en su postulación como candidato a presidente.
Su última etapa de actuación política estuvo cerca de un sector interno del Frente Grande, en 2001.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario